7 prácticas para ser más positivo que funcionan

positive2

La realidad que vivimos se crea en parte por las percepciones de nuestro celebro y éste tiende a la negatividad de forma instintiva. Una prueba sencilla es la ley de Murphy en la que pensamos que si algo puede salir mal, saldrá mal o la teoría de Kahneman & Tversky donde está demostrado que damos más valor a las pérdidas que a las ganancias (esto lo estudié en la uni).

¿Por qué nuestro celebro tiende a la negatividad?

Según me he informado, damos más importancia a los estímulos negativos que a los positivos de forma instintiva por la ley de la supervivencia. Nuestro celebro evoluciona lentamente y por ejemplo nuestros ancestros para sobrevivir recordaban antes en qué cuevas habían encontrado un león que las que habían encontrado frutos sabrosos, ya que la información de los peligros que les podían matar era más importante.

Nuestro cerebro es como el velcro para las experiencias negativas y como el teflón para las experiencias positivas. – Rich Hanson

¿Y qué podemos hacer?

Mejorar estas percepciones está en nuestra mano, ejercitando el celebro para que se recree en los estímulos positivos y minimizar los negativos. Estos son algunos consejos que encuentro útiles:

  1. Evita las quejas y lamentaciones: intenta no quejarte en voz alta. Cuando lo hayas conseguido toma consciencia de tu diálogo interior y cuando detectes un pensamiento negativo que no te aporta, córtalo y ponte a pensar en algo que sea constructivo o te guste.  “En mi vida he pasado a través de cosas terribles, algunas de las cuales sí sucedieron”– Mark Twain
  2. Neutraliza los estímulos negativos: intenta sustituir o minimizar aquellas acciones que te ponen de mal humor. Ver debates políticos, estar todo el día en casa,… Encuentra qué detestas hacer y mira cómo tratar de evitarlo.
  3. Potencia los detonantes de positividad: haz una lista de acciones que te alegran. Puede ser ver algunas fotos, escuchar tal canción, leer algún blog, rituales, actividades,… Planifica hacerlas lo más a menudo posible.
  4. Maneja tu cuerpo en positivo: una postura abierta y una sonrisa real te pone en buena predisposición para afrontar las situaciones con más positividad. Modifica tu cuerpo para ayudar a cambiar el chip a tu celebro y situarlo en un estado de ánimo positivo.
  5. Celebra lo bueno: haz una revisión una vez al día de las cosas que te han gustado y revive la experiencia para celebrarlo o escríbelo en una libreta. Esto ayuda a tu celebro a fijar estas experiencias. Pueden ser pequeños gestos como un comentario agradable o una canción de la radio que te ha alegrado.
  6. Rodéate de gente positiva: aléjate de la gente negativa dentro de lo posible, como dice el dicho “dime con quién vas y te diré quién eres”. Siempre puedes conocer gente nueva haciendo alguna actividad que te guste o seguir por internet a alguien que te transmita buen rollo. ¡¡La positividad se contagia!!
  7. Contribuye a tu entorno: haz algo que alegre a otras personas. Puede ser un reconocimiento, un halago, una invitación al café, un abrazo, un agradecimiento…

 

Mejora tu marca personal siendo más positivo. ¿Por dónde empiezas?

¿Conoces algún otro consejo para ser más optimista? ¡Compártelo!

Os dejo esta imagen de Mr. Wonderful que a mí me anima.

sonrie1

Laia Arcones
Apasionada del personal branding y viajera del cosmos del marketing. Me gusta definirme como una astronauta descubridora de estrellas humanas, ya que creo que todas las personas pueden brillar si se trabajan su propia marca personal y mi misión con este blog es inspirarles para diferenciarse. Suscríbete al blog para no perderte ninguna entrada y lánzate a brillar.

Deja tu comentario